jueves, 1 de enero de 2015

La ropa que llevas es mucho más peligrosa de lo que te puedas imaginar

Las marcas que fabrican ropa usan químicos para que los tejidos sean suaves, resistentes a las arrugas, al fuego, a las polillas,… El problema es que muchos de estos químicos son tóxicos, y pueden llegar a crearnos problemas respiratorios, alergias o trastornos de sueño. Incluso hay estudios que relacionan la larga exposición a dichas sustancias tóxicas con la predisposición al cáncer. Pero los riesgos de salud no nos atañen sólo a los consumidores: los obreros de las fábricas que procesan las telas reciben los mayores impactos, mientras que el agua residual contaminada, una vez fuera de las fábricas, afecta a toda la cadena alimentaria mundial.
Desde hace 2 años, Greenpeace ha lanzado una agresiva campaña para forzar a las principales marcas internacionales a comprometerse a eliminar estos químicos peligrosos de sus procesos productivos. Cientos de miles de activistas en todo el mundo, medios comprometidos, bloggers y consumidores reclaman una moda sin tóxicos.
Ahora te toca a ti. Súmate al reto DETOX:
DETOX
En julio de 2011 Greenpeace lanzó una campaña en la que se denunciaba la relación entre el sector textil y la gran contaminación del agua en China. Entre los responsables había importantes marcas internacionales. Tras meses de campaña, varias de ellas se comprometieron a trabajar para la eliminación de químicos tóxicos en los procesos productivos de tejidos.

Campaña de Greenpeace contra ZARA
En noviembre de 2012 sale a la luz un análisis que revela cómo un buen número de marcas de ropa conocidas internacionalmente venden prendas que contienen sustancias químicas peligrosas. El estudio demuestra que la problemática está presente en muchos países del mundo, y que afecta tanto a los trabajadores de la industria textil como a los usuarios de las prendas.
Con la campaña DETOX, Greenpeace expone a las marcas más dañinas ante los ojos de todo el mundo. Mediante acciones de denuncia se presiona para que dichas marcas se comprometan a eliminar las sustancias químicas peligrosas en 2020. Para garantizar un futuro libre de tóxicos, las empresas deben eliminar las fuentes de contaminación en origen, y de forma prioritaria, el uso de las sustancias químicas más peligrosas.
Pero no nos engañemos: las grandes marcas no van a cambiar porqué se hayan convencido de que es mejor para el medioambiente o las personas. Sólo lo harán si es mejor para ellos, o sea, para su bolsillo. Sólo la presión ciudadana y una ética estricta del consumidor a la hora de elegir lo que compra podrán lograrlo.
LOS QÚIMICOS MÁS TÓXICOS
Greenpeace ha elaborado una lista con los 11 químicos más tóxicos usados en la industria textil. Entre lo más inquietante del asunto destacaríamos:
Alquifenoles: ampliamente utilizados en la industria textil para procesos de lavado y teñido, son tóxicos para la vida acuática, persistentes en el mediambiente y biocumulativos en los tejidos corporales.
Ftalatos: se utilizan en el cuero artificial, en el caucho, en el PVC y en algunos tintes, se consideran tóxicos para la reproducción en mamíferos, ya que puede interferir con el desarrollo de los testículos en los primeros años de desarrollo.
Colorantes azoicos: son uno de los principales tipos de tintes utilizados por la industria textil, al degradarse durante el uso pueden liberar sustancias químicas conocidas como aminas aromáticas, algunas de las cuales pueden causar cáncer al entrar en contacto con la piel.
Disolventes clorados: se utilizan en fabricación textil para disolver otras sustancias durante la fabricación y el lavado de tejidos, agotan la capa de ozono y afectan el sistema nervioso central, el hígado y riñones.
Metales pesados (cadmio, plomo y mercurio): se han utilizado en tintes y pigmentos, pueden acumularse en el cuerpo a lo largo del tiempo y son altamente tóxicos, con efectos irreversibles, incluyendo lesiones del sistema nervioso (plomo y mercurio) o los riñones (cadmio). El cadmio también está asociado a enfermedades cancerígenas.
Para la información completa sobre los 11 químicos consultar el siguiente enlace.
Screen shot 2012-12-01 at 7.00.33 PM
El 70% del agua residual de la industria textil es vertida en lagos y ríos sin ningún tratamiento
DE LAS PALABRAS A LOS HECHOS
¿Te interesa saber que marcas están actuando de verdad tras su compromiso, cuales no están cumpliendo lo pactado y cuales no están dispuestas a comprometerse con Detox?
Explora la Pasarela Detox, en la que se clasifica a las principales marcas textiles internacionales entre:
Líderes: compañías con compromisos Detox que están llevando a la industria hacia un futuro libre de tóxicos con plazos creíbles y la aplicación de acciones concretas.
Greenwashers: compañías con compromisos Detox incumplidos, enmascarando acciones inefectivas con promesas débiles sobre el papel.
Rezagados: compañías adictas a los tóxicos que no se comprometen y rehúsan a tomar la responsabilidad de su rastro tóxico. No tienen un compromiso Detox individual y creíble.
Enlaces de interés:

No hay comentarios:

Publicar un comentario